¿Oscuro?

Me convertí en la sirvienta del príncipe olvidado – Capitulo 19

A+ A-

El mayordomo miró al príncipe y asintió con la cabeza llevándose los papeles del presupuesto para así organizar todo lo que fuera necesario para el proyecto. “Es primera vez que veo al príncipe sacar dinero del tesoro del castillo, antes como los monstruos atacaban en mucho menor cantidad, el príncipe mismo se encargaba de tratar con ellos, en ese entonces no era necesario invertir dinero, pero ahora…” El mayordomo se dirigió hacia el duque y le mostró el gran proyecto que estaba por hacer el príncipe, por lo que el duque decidió invertir en él sin pedir nada a cambio, regalándole mil piedras de maná para la muralla.

—Esto se ve bastante bien, podrían tener segura a la gente del territorio indefinidamente, las piedras de maná pueden almacenar luz solar para ser usadas luego por más de cincuenta años, por lo tanto, las murallas al tener estas piedras podrán espantar a los monstruos que son sensibles a la luz por bastante tiempo. -Concluyo el duque al ver los informes.

—Sí, todo esto fue planeado por la señorita Helena y el príncipe, creo que puede ser un gran proyecto si se hace adecuadamente. —Respondió el mayordomo mientras observaba al duque.

El duque se levantó de su asiento con los papeles en su mano y le entrego al mayordomo un contrato en el que se nombraba que el duque Hurelbad le proporcionaría las piedras de maná al príncipe indefinidamente.

—Tú fuiste uno de los que ha jurado lealtad y ha estado al lado de mi sobrino todo este tiempo, te debo mucho, tanto a ti como a la señora Inés, sé que ella sufrió a perdida de su brazo por proteger al príncipe cuando era pequeño, ustedes son más familia para el que yo. —El duque termino de hablar y luego llamo a sus caballeros para ordenarles ir a entrenar, mientras que otros deberían de ir a cuidar los alrededores.

Todos los caballeros se movilizaron según las órdenes del duque inmediatamente. El mayordomo se retiró de la habitación del duque viendo como el castillo parecía repleto de empleados. “El duque debe de haber traído mínimo veinte empleados aparte de los caballeros, jamás pensé ver tanta gente dentro del castillo, aquí desde hace años solo habíamos sido dos sirvientes nada más para el príncipe” pensó el mayordomo cuando vio a una de las sirvientas subir al tercer piso donde se quedaba el príncipe Noah.

—Señorita, no tiene permitido ir al tercer nivel, está prohibido. —Dijo el mayordomo frunciendo el ceño a la empleada que trabajaba para el duque.

—Lo siento, señor, es solo que me dijeron que ayudara con la limpieza de los cuartos, así que supuse que… —La sirvienta iba a seguir hablando, pero sorpresivamente apareció Helena ante ellos interrumpiéndolos.

— ¿Acaso no has escuchado lo que acaba de decir el mayordomo?, vete de aquí, no tienes permitido subir a este nivel. —Dijo Helena molesta al ver el rostro de la mujer, quien parecía tímida e inocente.

El mayordomo miró el rostro de Helena, quien fruncía el ceño severamente ante la mucama que intentaba subir hasta el tercer piso, donde se encontraba el cuarto del príncipe.

—Pero ¿Cómo tú puedes estar allí?, si está prohibido, entonces tú tampoco. —La mucama mostrando un rostro lloroso comenzó a reclamarle a Helena por encontrarse en el tercer piso.

—Helena es la sirvienta exclusiva del príncipe, nadie aparte de ella, la jefa de las mucamas y yo, pueden subir a ese piso, ¿queda claro? —Refuto el mayordomo mirando el rostro de Helena, quien se veía completamente molesta.

La sirvienta que había llegado junto al duque con ojos llorosos se disculpó y bajo corriendo las escaleras mientras secaba sus lágrimas, “Esa mujer es extraña, ¿Por qué vendría al tercer piso si aquí no está el duque? Se supone que el deber de las sirvientas en un viaje es servir a su maestro, pero ella en vez de eso se alejó de todos y decidió subir al tercer piso, tendré que estar atenta. El príncipe ya me dijo que nadie aparte de sus sirvientes exclusivos puede estar aquí” Helena miro la espalda de la mujer que corría por la escalera alejándose, su cabello se dividía en dos coletas celestes que se movía de un lado a otro.

Etiquetas: leer novela Me convertí en la sirvienta del príncipe olvidado – Capitulo 19, novela Me convertí en la sirvienta del príncipe olvidado – Capitulo 19, leer Me convertí en la sirvienta del príncipe olvidado – Capitulo 19 en línea, Me convertí en la sirvienta del príncipe olvidado – Capitulo 19 capítulo, Me convertí en la sirvienta del príncipe olvidado – Capitulo 19 alta calidad, Me convertí en la sirvienta del príncipe olvidado – Capitulo 19 novela ligera, ,

Comentarios

close
Page Title
error: Contenido Protegido